VOX ha registrado este miércoles una petición dirigida al Gobierno de Getafe, para que acuerde y promueva cuanto antes una nueva fecha para la bajada de la Virgen de los Ángeles, cuya procesión estaba prevista para el 9 de septiembre, pero se ha suspendido por orden de la Concejalía de Cultura.

Se trata dela imagen de la Patrona de la ciudad, que da sentido a las fiestas que se celebran este año del 17 al 20 de septiembre, por cuestiones sanitarias. Y ese ha sido el argumento esgrimido por el Ejecutivo de Podemos y PSOE para atrasar la bajada y que la talla no esté, como todos los años, en la Catedral.

“Es una dejación de funciones por parte del concejal de Cultura abandonar una tradición que se viene celebrando en Getafe desde hace más de 400 años. Engañar a nuestros vecinos, diciéndoles en el mes de febrero que la bajada de la Virgen se realizaría el 9 de septiembre, es una actitud poco responsable que sigue restando credibilidad al Gobierno municipal”, ha dicho a este respecto el portavoz adjunto de VOX, Ignacio Díaz Lanza.

Y es que desde la formación no entienden que se celebren actos multitudinarios como los conciertos de los lagos, con aforo de hasta 3.000 personas, y no litúrgicos como la bajada de la Virgen, “a pesar de tener el Ayuntamiento capacidad suficiente para organizar eventos de este calibre”.

En este sentido, Díaz ha expresado que “es de agradecer toda la labor de La Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles para organizar nuestra adoración tradicional, pero el Gobierno municipal debe involucrarse y defender los intereses de los getafenses”.

FIESTAS SIN ATRACCIONES

El edil de VOX también ha hecho referencia a la posibilidad de que no haya atracciones ni feria en las fiestas, como especuló la propia alcaldesa, Sara Hernández, en rueda de prensa el pasado lunes.

“Hace menos de un mes anunciaban a bombo y platillo las condiciones para licitar las casetas y las atracciones para finalmente encontrarnos con unas fiestas que, parece ser, no tendrán atracciones ni casetas por la absoluta incompatibilidad de los intereses de los feriantes y hosteleros, con las exigencias del Ayuntamiento”, ha expresado.

En este sentido, Díaz Lanza considera que “debemos ayudar a feriantes y hosteleros a tener las mayores facilidades, pues en esta pandemia han sido sectores fuertemente castigados, pero el Ayuntamiento de Getafe solo parece poner palos en las ruedas de estos sectores”.