Este sábado, 11 de abril, se han repetido largas colas en las grandes áreas comerciales de Fuenlabrada. Como es el caso, por ejemplo, del centro comercial Plaza de la Estación, donde durante toda la mañana la gente ha esperado para entrar a la instalación y se ha ido agolpando al rededor del edificio. Y eso pese a que el jueves y viernes santo, el centro abrió sus puertas hasta las 15.00 horas.

La imagen no se veía desde el inicio del decreto de Estado de Alarma allá por el 14 de marzo. Y ahora se repite justo en el fin de semana en el que concluye el “periodo de hibernación” de la economía española y muchos trabajadores no esenciales volverán este lunes a sus puestos de trabajo, con el consabido temor a que se produzca un nuevo repunte de contagios de coronavirus si no se prevé un retorno en escalada y ordenado.

Llama la atención también en una ciudad, como Fuenlabrada, donde el Ayuntamiento ha habilitado un amplio listado de comercios que envían sus productos de primera necesidad a domicilio.