AMANECER BAILANDO ESCENARIO

Nuevo capítulo en la polémica del festival Amanecer Bailando que se desarrollará el próximo 8 de septiembre en el Parque Prado Ovejero, entre el límite municipal de Móstoles y Alcorcón. A las protestas vecinales y de grupos ecologistas por el impacto medioambiental del festival se suman las críticas políticas a la decisión del Ayuntamiento de Móstoles, gobernado por el PSOE, de continuar con un festival que levantas dudas sobre su seguridad.

Así, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha asegurado a Al Cabo de la Calle que su Gobierno está reunido este lunes para emprender acciones legales contra el Consistorio mostoleño, al que previamente ha enviado una carta exigiéndole que no se celebre este festival que va a perjudicar a los vecinos de Fuente Cisneros, en Alcorcón, próximos al recinto donde se va a celebrar.

“Es una auténtica atrocidad meter esos decibelios a pocos metros de las viviendas. Es una barbaridad a nivel medioambiental, como lo es, además, meter a 10.000 personas sin las garantías de seguridad mínimas”, ha dicho Pérez. El alcalde ha tachado de “desleal” al Ayuntamiento de Móstoles y a su alcaldesa, la socialista Natalia Posse.

“Se ha producido una deslealtad por parte del Ayuntamiento de Móstoles, que ha tomado esta decisión sin tener la deferencia de haber contactado con nuestros servicios municipales”, explica el alcalde. Así ve mala intención en la decisión del Gobierno de Móstoles, que “han desplazado el festival al límite de su territorio para que las molestias se produzcan en Alcorcón. Yo lo considero una agresión de un Ayuntamiento desleal que está utilizando el límite de su territorio para perjudicar a los vecinos de Alcorcon”, ha manifestado Pérez.

El regidor alfarero sostiene que se produce así un “atentado contra el derecho a la seguridad y el descanso de los vecinos, como con el medio ambiente” por el ruido que se va a generar.

PSOE DE ALCORCÓN Y GANAR ALCORCÓN, CÓMPLICES

David Pérez también ha reconocido que la labor de su Gobierno en el desarrollo del festival “está limitada”, pese a que se va a estudiar la vía legal para su cancelación. Eso sí, Pérez cree cree que el PSOE de Alcorcón y Ganar Alcorcón son “cómplices de este atropello“, al gobernar sus marcas homónimas en Móstoles.

“El PSOE está callado. A Natalia de Andrés no le importa que los vecinos de Fuente Cisneros sufran. Y Ganar Alcorcón dice que está en contra, pero de cara a la galería”, apunta Pérez, que le pide a Jesús Santos, portavoz de Ganar Alcorcón, que “si de verdad está en contra, lo tiene fácil: que fuerce a sus camaradas de Móstoles para que no se realice”.