Con el inicio de la desescalada, la normalidad va llegando poco a poco a los municipios de España. Como por ejemplo, Arroyomolinos, donde los trabajadores de Parques y Jardines han comenzado ya a desbrozar las zonas verdes de la localidad.

A causa del confinamiento decretado por la pandemia de coronavirus, estos servicios se habían interrumpido para salvaguardar la salud y seguridad de los empleados, lo que ya se estaba notando en los espacios verdes municipales. Hierbas altas y maleza que de secarse, además, representan un peligro para la propagación de incendios.

“El objetivo es que en el menor tiempo posible, todo quede hecho antes de que toda esa maleza se seque y se pueda convertir en focos de incendios”, han apuntado fuentes municipales.

Arroyomolinos sigue así a otros municipios como Griñón, donde también han empezado a realizar estos trabajos.