El Ayuntamiento de Arroyomolinos ha instalado casetas refugio en diferentes sitios del Municipio donde los gatos pudieran refugiarse, además, de poderles ofrecer comida y bebida de manera controlada. “Se trata de un proyecto pionero existente en muy pocos municipios de la Comunidad de Madrid”, apuntan desde el Consistorio.

En la actualidad ya se han instalado dos casetas de las ocho en total que se tienen previstas instalar

Ello ha sido posible gracias a la colaboración de los cuidadores de las colonias (personas voluntarias que ya venían alimentando, cuidando y manteniendo grupos de gatos); el Centro de Protección Animal (CPA), que supervisa y expide las autorizaciones de los cuidadores; y el Ayuntamiento que impulsa este proyecto incluyéndolo en el programa de gestión del centro de protección animal, dando validez a las autorizaciones y registrando posibles quejas de vecinos.

En la actualidad ya se han instalado dos casetas de las ocho en total que se tienen previstas instalar y su coste proviene fundamentalmente del CPA, Asociación Colaboradora Salva Peludos y de los propios cuidadores de las colonias.

La gestión y la decisión de la ubicación de las casetas está totalmente supervisada por el responsable del CPA, quien realiza las acciones necesarias para comprobar que se cumplen con los requisitos exigidos en cuanto a empatía con los animales, comida adecuada y que no exista un riesgo higiénico sanitario en alguno de los espacios en donde se ubiquen.

CARNÉ DE CUIDADORES

Cabe mencionar que los cuidadores de colonias cuentan con un carné expedido por el Ayuntamiento previo informe de los técnicos responsables que, habiendo hecho las comprobaciones oportunas, determinan si el informe es favorable o no para dicha expedición.

Este carné tiene validez de un año y puede ser retirado si incumplen las cuestiones claves del acuerdo que firman cuando solicitan dicho carné.