José María Cerrato y Ángel Fernández ocuparán el banquillo del Baloncesto Leganés

La noticia es que Ángel Fernández será el entrenador jefe del Baloncesto Leganés de cara a su estreno en Liga Femenina Endesa. Después de unas turbulentas jornadas en la sede de la entidad pepinera, a la tercera parece que va por fin la vencida y el técnico valenciano cogerá las riendas del conjunto pepinero acompañado por José María Cerrato, referente del baloncesto madrileño tras su exitosa etapa en Alcobendas, como entrenador ayudante.

Fernández atesora un dilatado currículum profesional. Tras dirigir la cantera del Valencia Basket durante cerca de dos décadas y entrenar al histórico Ros Casares, fue seleccionador nacional de México y Guatemala antes de regresar a nuestro país, donde ha ocupado los banquillos de Cáceres y Zamora en la máxima categoría del baloncesto nacional femenino.

Ángel Fernández: “Soy un hombre de proyectos y cuando el presidente me explicó su idea de hacer crecer al Baloncesto Leganés, no lo pensé ni un minuto”

Ahora recala en Leganés “porque soy un hombre de proyectos y cuando el presidente me explicó su idea de hacer crecer al Baloncesto Leganés, no lo pensé ni un minuto. Tengo que agradecer al Claret”, club en el que actualmente desarrollaba funciones de director técnico, “las facilidades que me han dado para aceptar este nuevo reto”, señalaba Fernández nada más darse a conocer su contratación de manera oficial.

“Estoy muy ilusionado por empezar a trabajar de lleno y regresar a una de las mejores ligas del mundo”, indicaba instantes antes de dirigir su primera sesión de entrenamiento con vistas al inicio de la competición liguera, que en el caso del conjunto leganense tendrá lugar el próximo día 25 a domicilio frente al Casademont Zaragoza.

EL ‘CULEBRÓN’ DEL BANQUILLO

La llegada de Fernández pone punto final al ‘culebrón’ en que se había convertido la elección de entrenador. Tras la rescisión del contrato de Antonio Pernas, el técnico que ascendió al Baloncesto Leganés a Liga Endesa, por cuestiones de índole interna, el club decidió arriesgar llegando a un acuerdo con Quentin Hillsman, el extécnico de la conocida Universidad de Syracuse.

Sin embargo, problemas relacionados con su permiso de trabajo en nuestro país y la negativa repercusión que tuvo el anuncio de su fichaje debido a la investigación que pesaba sobre Hillsman por presuntas conductas inapropiadas con varias jugadoras, dieron al traste con la operación y desembocaron en la contratación de Ángel Fernández, el tercer entrenador del Baloncesto Leganés en menos de una semana.