Tres personas detenidas por delito contra la salud pública, ocho personas investigadas por delito contra la seguridad vial, 38 denuncias por tenencia de sustancias estupefacientes, nueve denuncias por consumo de alcohol en vía pública, ocho test positivos en drogas realizados a conductores de vehículos y seis pruebas de alcoholemia positivas de carácter administrativo es el resultado del dispositivo antibotellón puesto en marcha en septiembre por la Policía Local de Pinto.

El Ayuntamiento de Pinto, a través de la Policía Local, ha intensificado la vigilancia en los focos de “botellón” que se producen en el municipio para evitar el consumo de alcohol en la vía pública y las infracciones y molestias que pueden llevar aparejadas este tipo de aglomeraciones, máxime cuando existen aún restricciones vigentes por la pandemia.

Así, el Cuerpo Local desarrolla un dispositivo especial que se traduce en un aumento de agentes en las zonas y horarios en los que son más habituales las aglomeraciones de personas para consumir bebidas alcohólicas en la vía pública. El objetivo es evitar también situaciones de alteración del orden público y las posibles molestias para la convivencia normal de la ciudadanía que puede llevar aparejada la elevada ingesta de alcohol en grupo.

CONTROLES EN DIVERSOS PUNTOS

Dentro del mismo dispositivo, para evitar este tipo de conductas en Pinto, los agentes también han establecido controles en diversos puntos de la localidad para verificar la presencia de alcohol o drogas en los conductores de vehículos. Durante las próximas semanas el Cuerpo Local, en colaboración con la Guardia Civil, mantendrá este tipo de dispositivos para velar por la seguridad de personas y bienes en la localidad.