Nuevo frente abierto para el Gobierno de Ganemos Pinto. Una de las asociaciones más queridas por los pinteños, Perrigatos en apuros, ha emitido un comunicado donde denuncia su “malestar” por la gestión que está realizando el Ayuntamiento de Pinto en el control de las colonias felinas del municipio.

Concretamente, la asociación se queja de las llamadas ‘alimentadoras de gatos’ y la pasividad mostrada por el Ayuntamiento gobernado por Rafael Sánchez. Así, Perrigatos recuerda que desde el año 2007 llevan realizando el control de estas colonias felinas esterilizando a los gatos callejeros.

También se les evalúa médicamente y se les proporciona el alimento necesario y adecuado. “De esta manera evitamos la superpoblación de gatos en la calle, la propagación de enfermedades y la proliferación de ratas y suciedad en las calles. Sin embargo”, continúan, “todo este trabajo que estamos desarrollando se ve torpedeado por las ‘alimentadoras de gatos’ y la pasividad del Ayuntamiento”, dicen.

Y es que al parecer, estas personas se encuentran organizadas y alimentan sin control y masivamente a las colonias felinas. “Este tipo de acciones dificultan e imposibilitan el control de colonias felinas y capturar a los gatos para esterilizarlos y evaluarlos”, sostiene Perrigatos en Apuros.

QUEJA A LA CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE

La asociación ha presentado una queja formal a la concejalía de Medio Ambiente de Pinto “sin conseguir por su parte ningún tipo de acción”. Insisten que la práctica de las ‘alimentadoras de gatos’ favorece a que los animales críen sin control, enfermen, las ratas se alimenten de esa comida esparcida y aparezca la suciedad en las calles.

Por este motivo, Perrigatos en apuros exige al Ayuntamiento de Pinto que cumpla con la ordenanza reguladora de la protección y tenencia de animales y “dicte cuantas órdenes e instrucciones sean necesarias para la ejecución y aplicación de dicha ordenanza”.