El control de temperatura que ha instalado la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada (ACUMAFU), en el puesto de reparto de mascarillas gratuitas a la entrada del mercadillo de la calle Extremadura, ha dado este miércoles con cuatro personas con fiebre y dos de ellas han reconocido que tenían coronavirus.

Así lo ha indicado el presidente del coletivo, Marcelo Cornellá, para incidir en que la jornada de hoy han desplegado un termómetro digital para toma de temperatura en el reparto gratuito de mascarillas que vienen realizando entre la ciudadanía.

En dichos controles en una jornada por el que han transitado en su puesto hasta 5.320 personas, han detectado que cuatro personas con edades comprendidas entre 38 y 58 años presentaban cuadro de fiebre, a las que se ha repetido la toma hasta cuatro veces.

Al cuestionarles sobre por qué habían salido a la calle con esta sintomatología compatible con la enfermedad, dos de ellos han reconocido abiertamente que eran positivos de la enfermedad y que se veían en la obligación de salir a comprar porque no tenían a nadie que les hicieran los recados.

“Las otras dos personas no han desvelado si tenían la enfermedad, se han hecho las locas”, ha recalcado Cornellá para agregar que a todos ellos se les ha instado a regresar a su domicilio, pues se su obligación si tienen síntomas, y que “en ningún concepto podían en la vía pública y mucho menos en sitios tan concurridos”.

En un vídeo subido a la cuenta de Facebook de esta asociación explican que les ha “sorprendido desagradablemente esta mañana” esta situación. “Pueden ser personas con Covid y están paseandose por la calle, sin guardar la distancia de seguridad. Y vienen a sitios concurridos como el mercadillo”, han denunciado públicamente.

Desde la asociación recuerdan que las personas con síntomas o que saben que tienen Covid “no deben salir de casa sino que otras personas tienen que hacer las compras por ellos porque si no se está en peligro de contagiar a otras personas”.

REPARTO DE MASCARILLAS

Además, el presidente del colectivo ha desgranado que han comentado la situación a la Policía local de Fuenlabrada, pues ellos “están atados de pies y manos”.

Acumafu repartirá durante las próximas semanas de manera gratuita entre los vecinos cerca de 80.000 mascarillas quirúrgicas que ha conseguido a través de donaciones.