El Club Balonmano Getasur ha lanzado una campaña en favor de la mayor seguridad en el deporte de cara a la temporada que se encuentra a punto de comenzar. Dadas las dificultades para realizar pruebas PCR de forma regular a todos los deportistas, el club apuesta por la obligatoriedad en el uso de las mascarillas durante la competición y los entrenamientos.

Una postura a la que ha llegado por indicación expresa de Ricardo Díaz Abad, médico del club e intensivista del Hospital Severo Ochoa, uno de los centros de salud más azotados por la pandemia de COVID-19 de la Comunidad de Madrid, enfermedad con la que ha tenido que lidiar de forma intensa durante las fases más duras de la pandemia. El médico, en un texto en el que analiza la situación del deporte en el contexto actual, afirma que “los antimascarilla solo hablan desde la hipótesis, pero no desde la realidad”.

“La situación de la pandemia está lejos de solucionarse mientras no tengamos una vacuna efectiva”, indica Díaz Abad, que considera que la mascarilla debería ser obligatoria para los jugadores de balonmano puesto que “aunque se hagan pruebas a todos los jugadores antes de un partido, ninguna prueba asegura al 100% que alguno no sea portador, y por tanto, si se acerca a otros jugadores, puede potencialmente infectar a los que tenga a su alrededor”.

“Para evitarlo, el uso de mascarilla es incuestionable, además de implementar higiene de manos frecuente, porque los jugadores se van a tocar sí o sí”, indica el doctor, que no considera necesario el uso de “mascarillas de alta filtración” en los partidos. “Bastaría una mascarilla quirúrgica”, afirma, si bien recomienda la utilización de aquellas fabricadas “con tejidos semirrígidos que evitan el colapso de la mascarilla, además de tener un aceptable índice de filtración”.

Por último, sobre los prejuicios expresados por algunos deportistas respecto a las mascarillas, Díaz Abad concluye que “los jugadores que han comenzado a usar estas mascarillas textiles, que no colapsan, han podido desarrollar una actividad deportiva normal, demostrando que el miedo a posibles efectos secundarios asociados a estas mascarillas es infundado”. El doctor también recomienda favorecer la práctica deportiva en exteriores o en zonas con buena ventilación o el uso de colutorios antes de los partidos para “reducir la carga viral que supuestamente llevan los pacientes infectivos”.

VÍDEO PARA LA CONCIENCIACIÓN

Para apoyar las indicaciones realizadas por el doctor Díaz Abad y para concienciar a la comunidad deportiva y balonmanística sobre lo apropiado de la práctica deportiva con mascarilla, las jugadoras del primer equipo femenino de Getasur, que compiten en División de Honor Plata, han realizado un vídeo en el que expresan la situación vivida por deportistas de élite pero no profesionales como ellas durante la pandemia y el deseo de buscar fórmulas para el desarrollo de una actividad deportiva segura y sostenible.

Así, el vídeo se ha lanzado a través de las redes sociales del club acompañado de los hashtags #deporteseguro y #yojuegoconmascarilla, recibiendo un importante impacto en sus primeras horas de publicación.

La presidenta de Getasur, Lola del Barco, se ha mostrado satisfecha con el resultado del arranque de la campaña, que ha valorado como “un éxito”. “Resulta difícil de entender que estemos obligados a llevar mascarilla cuando vamos a comprar el pan o cruzamos la calle, pero que los deportistas no deban utilizarla cuando están en contacto durante una hora y media”, ha valorado la directiva, que considera que “es responsabilidad de todos los estamentos del deporte buscar fórmulas para permitir una actividad segura para nuestros jugadores”.

Del Barco, en ese sentido, concluye que “no sabemos cuánto tiempo puede durar la pandemia. Por eso, debemos adaptarnos a ella y no abandonar el deporte, pero hacerlo de una forma sana y que no ponga en riesgo a los deportistas y a su entorno”.