El Ayuntamiento de Alcorcón, gobernado por PSOE y Unidas Podemos-Ganar Alcorcón, ha puesto fin al cheque bebé al considerarlo “inadecuado” y un “fracaso dentro del ámbito de Servicios Sociales”.

Así ha justificado esta decisión la concejala de Servicios Sociales de Alcorcón, Victoria Meléndez. “Este programa contaba con ciertas limitaciones ya que no sólo no respondía a los criterios de equidad y justicia social que encauzan la acción de este Gobierno y no cumplía el objetivo para que fue impulsado –el aumento de la natalidad- sino que limitaba su uso a tan sólo un negocio comercial y con una cantidad limitada que se podía utilizar en un plazo de tiempo, apunta a Al Cabo de la Calle.

En este sentido, la edil considera que el cheque “paliaba, sólo en parte y de forma momentánea, la cobertura que requieren las familias de esta ciudad”. E insiste en que no ha conseguido el objetivo para el que nació: el aumento de la natalidad en Alcorcón. “Según datos del INE, en Alcorcón ha disminuido un 22% desde 2015 a 2018″, sentencia.

“PROGRAMAS CONCRETOS”

Pese a esta decisión, Victoria Meléndez sostiene que “la apuesta del Ayuntamiento de Alcorcón por las familias del municipio es más que clara”. Y así señala que desde su área “se está haciendo un esfuerzo por impulsar programas concretos que atiendan a las circunstancias económicas sociales de cada una de ellas”.

De este modo, la edil incide en el impulso de programas de apoyo específicos para aquellas familias en situación de mayor vulnerabilidad social con ingresos bajos y que por circunstancias económicas requieran la cobertura de la institución. “Las familias que lo necesiten son atendidos directamente en los centros de Servicios Sociales donde se realiza una valoración de sus necesidades”, puntualiza la concejala.

MEDIDA ESTRELLA DE DAVID PÉREZ

El cheque bebé fue una de las medidas estrellas del anterior Ejecutivo presidido por David Pérez y que se incluía en el Plan Integral de Apoyo a la Familia, Infancia y Mayores. La ayuda consistía en un cheque de 300 euros (500 en el caso de familia numerosa) para gastar en los establecimientos de nuestra ciudad adheridos al programa. Se otorgaba a cada niño nacido o adoptado por familias de Alcorcón.

“Este Gobierno radical acaba con las ayudas a la natalidad por motivos puramente ideológicos, porque no quieren ayudar a las familias”, han apuntado desde el PP de Alcorcón. En este sentido se ha emprendido una recogida de firmas en Change.org para que el Ayuntamiento se retracte de su decisión.

“Como saben que el cheque bebé era muy valorado por los vecinos de nuestra ciudad utilizan un argumento falaz, una excusa sin fundamento para intentar engañar a la gente”, sostiene la portavoz de los populares, Ana Gómez.

“Todo el mundo sabe que nadie, nunca, ha dejado de recibir la ayuda que necesitara por parte de los Servicios Sociales de Alcorcón con independencia de que existiera el cheque bebé”, puntualiza la edil, que recuerda que esta decisión se une a une a “la eliminación de la ayuda para libros, complementaria a la de la Comunidad de Madrid, las subvenciones para los clubes deportivos o los programas de apoyo al pequeño comercio”.