El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha avanzado que en el primer trimestre de 2020 se licitará el proyecto de soterramiento de la A-5 y la ejecución de la obra del nudo norte, al tiempo que ha manifestado que el eje Prado-Recoletos “necesita obviamente que no sea una autopista de ocho carriles”.

A este respecto, el alcalde de Madrid ha dicho que “mientras la izquierda ofrecía semáforos a los vecinos del Paseo de Extremadura”, su equipo de Gobierno les va a ofrecer 80.000 metros cuadrados de zonas verdes. “Son distintos modelos de movilidad, distintos modelos de infraestructuras, unos aumentan la calidad de vida, otros empeoran la calidad de vida”.

Almeida se ha referido a estas cuestiones en su intervención en el Foro ABC ‘Infraestructuras para mejorar la movilidad en Madrid’, donde ha puesto de manifiesto su voluntad de retomar el “proceso” que inició Alberto Ruiz Gallardón con el soterramiento de la M-30.

“La M-30 fue una infraestructura que modificó el urbanismo de Madrid y que la oposición tildaba de una operación de carácter megalómano”. Así ha recordado que en el año 2003 la “alternativa” que daban los oponente políticos del PP era colocar semáforos en la M-30, en vez de su soterramiento.

De esta manera, a partir del 2020 empezará el proyecto de soterramiento de la A-5 desde su salida por el Paseo de Extremadura hasta la Avenida de los Poblados. “Sin perjuicio de que tendremos que pensar luego posteriormente en ir de la Avenida de los Poblados a la M-40, porque parece imprescindible que también acometamos esa reforma”, ha agregado el alcalde de Madrid.

NUDO NORTE

En cuanto a la reforma del nudo norte, que prevé acometer el año que viene, el dirigente popular ha dicho que “uno de los sueños de este alcalde” es llevar a cabo “una operación similar a la que se hizo en el sur de la M-30”. Esto significaría “todo el cierre norte, y dar solución definitiva a los problemas que hay en el nudo norte, en el nudo de Manoteras, en la salida de la A1 y en la conexión con la M30 y con la carretera de Colmenar”, ha explicado.

PRADO-RECOLETOS

Respecto al eje Prado-Recoletos, ha destacado que se trata de la zona monumental “más importante, más significativa, más simbólica” de la ciudad de Madrid, “que necesita obviamente que no sea una autopista de ocho carriles”, lo que hay que “conciliar con que sea el principal eje norte-sur de la ciudad”.