La concejala de Cultura de Fuenlabrada, Maribel Barrientos, ha reconocido que el concierto que el rapero Arce ofreció en las fiestas “es una actividad que nunca debió ser programada”. La edil que ha lamentado la actuación, ha asumido su responsabilidad y ha mostrado su rechazado a “los intolerables contenidos machistas” de la canción aludida.

Barriento ha reconocido que, si bien habían escuchado varios temas de su último trabajo que hablan del rechazo a las drogas y a otro tipo de actitudes que conducen a la marginación y violencia, la canción aludida no se encontraba entre ellos y que, de haber sido así, “este concierto no habría tenido lugar”.

Maribel Barrientos asegura que es “una firme defensora de los derechos de las mujeres” y ha recordado que el Ayuntamiento de Fuenlabrada lucha desde hace años en este mismo sentido, por erradicar la imagen sexista y de cosificación que sufre la mujer con multitud de programas, entre ellos educativos y dirigidos a la juventud.

Este paso atrás de la delegación de Cultura de Fuenlabrada viene tras la denuncia del portavoz del PP local, Sergio López, que señaló que “está claro que alguien con este tipo de mensajes no puede ser contratado desde un Ayuntamiento”. López calificaba de “incoherente e hipócrita” al Ejecutivo Local por mantener un puesto de información contra la violencia de género durante las fiestas y, a la vez, “pagar con dinero público a alguien que habla de la mujer de forma tan despectiva”.