La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, y el obispo de la Diócesis de Getafe, Ginés García, han firmado un protocolo para llevar a cabo la reversión del uso del actual obispado en la calle Almendro, para que el Ayuntamiento de Getafe habilite un Centro de Día polivalente, donde se podrán en marcha programas que beneficiarán a 385 personas mayores.

De la misma forma, la parcela y el edificio inacabado de la calle Averroes, en el barrio de Getafe Norte, cuya propiedad es del Ayuntamiento, acogerá la nueva sede del Obispado, donde se desarrollará un proyecto social, asistencial y cultural. Para esta cesión, la Diócesis de Getafe abonará un canon al Ayuntamiento.

En referencia al Centro de Día, Hernández ha destacado lo que va a suponer este gran proyecto social para Getafe “creando un nuevo modelo de atención para nuestro mayores, tal como se lo hemos reclamado a la Comunidad de Madrid, junto a la Plataforma de Mayores y el Consejo Sectorial de las Personas Mayores. El sistema de residencias tradicional como está pensado se ha demostrado ineficaz, por eso es tan importante este proyecto piloto que servirá de ejemplo para Getafe y otras ciudades”.

El edificio que habilitará el Ayuntamiento, situado en la calle Almendro, cuenta con 1.157 metros útiles, distribuidos en dos plantas para ofrecer varios servicios a 385 vecinos y vecinas Mayores. Actualmente es la sede del obispado, tras la cesión que se hizo por parte del Consistorio en 1993.

El centro estará abierto de lunes a domingo, en horarios de mañana y tarde. De lunes a viernes actuará como Centro de Día de carácter asistido, pero además se desarrollarán programas de autonomía personal y prevención, para personas mayores no dependientes, así como aquellos de Grado I. Como ha explicado la alcaldesa, “con esta nueva fórmula asistencial damos mayor protagonismo a la autonomía de las personas mayores, evitando que su situación pueda empeorar o se vean obligados a salir de su entorno”.

“NUEVO CENTRO DE OPERACIONES PARA LA DIÓCESIS”

Ginés García, obispo de la Diócesis de Getafe, ha mostrado su “alegría por esta colaboración, gracias a la que vamos a contar con un nuevo centro de operaciones para la Diócesis, y un espacio para desarrollar nuestra obra social, asistencial y cultural”.

De esta forma los vecinos y vecinas de Getafe Norte también verán resuelta su petición para que el edificio inacabado de la calle Averrores se resuelva, dotando a la zona de una infraestructura completa y permita revitalizar de esta forma la zona, sumando los proyectos sociales que desarrollará la Diócesis.