La Comunidad de Madrid ha hecho público este jueves, 28 de diciembre, en el BOCM la licitación de la construcción de la primera fase del futuro instituto que se ubicara en el barrio de Getafe de El Bercial. Unas obras que incluyen diez aulas de secundaria, cinco aulas específicas, dos de desdoble, cinco seminarios y una pista deportiva. Todo ello con un presupuesto base de 2.392.803,65 euros.

Las Asociaciones de Madres y Padres de varios colegios del barrio, como Seseña Benavente, Madre Maravillas, Vicente Ferrer o del futuro instituto, han firmado un manifiesto donde, pese a alegrarse de la publicación en el BOCM de la licitación de las obras muestran su preocupación por el proceso burocrático que se abre a continuación.

“Cerca de 200 alumnos de los colegios públicos Seseña y Benavente y Vicente Ferrer podrían quedarse sin centro a principios del próximo curso si el instituto no está construido por entonces”, apuntan en el comunicado. “Algo que no sería descabellado, dado que ha ocurrido en otras ocasiones con diferentes colegios en Getafe como el CEIP Los Molinos, CEIP Emperador Carlos V, CEIP El Bercial… Y cuya finalización aún está en marcha, varios años después, debido a la ‘construcción por fases’ tan temida por los padres”, advierten.

Por este motivo las AMPAS han pedido que el futuro instituto abra sus puertas el próximo 1 de septiembre de 2018 y cuente con un sección bilingüe y no bilingüe, sea un centro preferente de alumnos motóricos y de alumnos con TEA (Trastornos del Espectro Autista) y TGD (Trastornos Generalizados del Desarrollo).

ELEGIDA LA PARCELA PARA UN SEGUNDO COLEGIO EN LOS MOLINOS

Por otro lado, los vecinos de el barrio de Los Molinos de Getafe han elegido ya la parcela donde quieren que se ubique el segundo colegio en el barrio. Se trata de la Parcela EQ6, situada junto a la calle del Trato de Argel y la calle de la Acuarela, elegida por un 74,85% de los vecinos que han participado en la votación.

A partir de ahora el Gobierno municipal iniciará los trámites para ceder estos terrenos y que la Comunidad de Madrid construya el segundo colegio público del barrio.