El Ayuntamiento de Griñón ha instalado dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico en todos los centros y espacios municipales, como medida para fomentar la higiene de las manos y ayudar a reducir la proliferación de gérmenes.

En plena crisis del coronavirus, “el Ayuntamiento ha querido equipar de esta medida de prevención a estos lugares públicos como precaución y para minimizar riesgos”.

En este sentido, desde el Consistorio invitan a los vecinos “a que se haga uso de estos dispensadores cuando se encuentren en emplazamientos públicos”. Y recuerdan que es “fundamental lavarse la manos con agua y jabón”.