La Comunidad de Madrid ha hecho pública este lunes la nueva Estrategia de Residuos 2017-2024 que, entre otras cosas, contempla la instalación de nuevas plantas de tratamiento de residuos que sustituirán a los vertederos de las mancomunidades del Sur, Este y Noroeste la región. Para ello se ha dotado de un Plan de Inversiones que pasa de 300 a 366 millones de euros, con lo que el Gobierno regional asume el 50% del gasto de estas plantas.

Tal es el caso de Pinto, donde se ubicará la planta de residuos de la Mancomunidad del Sur. La instalación acogerá la basura de 1,9 millones de habitantes, por lo que la Comunidad de Madrid se compromete a aportar un máximo de 151,1 millones de euros, de los cuales 127,8 se destinarán a inversiones en nuevas instalaciones, que tendrán que sustituir a las ya existentes en Pinto. La Estrategia incorpora a su vez un Programa de Prevención, así como un Compromiso de Transparencia por el que los ayuntamientos deberán hacer públicos los costes asociados al tratamiento y eliminación de residuos.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, ha reiterado que el compromiso del Gobierno regional es “avanzar hacia la generación de ‘residuos cero’ impulsando el nuevo modelo de economía circular”, para lo que la Estrategia de Residuos servirá como “hoja de ruta”. La novedad es que en estas nuevas plantas ya no se enterrará la basura, sino que se tratará hacia el reciclaje y la reutilización.

Con la publicación de la Estrategia de Residuos 2017-2024 se descarta definitivamente la instalación de una incineradora en Pinto y que tanto había inquietado a los vecinos del municipio y otras localidades colindantes, que se movilizaron activamente durante el pasado año contra esa posibilidad.