La Comunidad de Madrid ha decretado la suspensión presencial de las clases en los centros escolares (guarderías, casas de niños, colegios, formación profesional e institutos) y universidades de la región durante los próximos quince días debido al coronavirus. La medida empezará a aplicarse tanto en los centros públicos como privados a partir del miércoles, 11 de marzo, y podría ser prorrogable dependiendo de como evalúe la epidemia.

La decisión se ha tomado tras el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado este lunes y afecta a más de 1,2 millones de alumnos de la región y en torno a 100.000 profesores, que tendrán 24 horas -como los padres- para organizarse ante esta excepcionalidad.

También se suspenderán las actividades complementarias educativas así como las extraescolares durante estas dos semanas a partir del miércoles. Corresponderá a la Consejería de Educación decidir si las clases pueden realizarse de forma online.

Esta medida se suma a la tomada el pasado viernes de cerrar los centros de mayores de la Comunidad de Madrid. En este caso se decidió que la suspensión dure un mes.

“CONTENCIÓN REFORZADA”

Desde la mañana de este lunes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha mantenido una reunión por videoconferencia con las comunidades autónomas, principalmente las más afectadas como País Vasco y Comunidad de Madrid, calificadas como “zonas con un índice de transmisión alto”.

Así se ha pasado de contención a contención reforzada, ha explicado el ministro, lo que significa, entre otras cosas, la suspensión de las clases educativas y otras medidas más detalladas que se darán este martes.

Por su parte la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha agradecido el trabajo del personal sanitario y dado las condolencias a las familias de los fallecidos por el coronavirus. Además ha reconocido la lealtad de los partidos de la oposición, cuyos portavoces han estado presentes en la rueda de prensa de Ayuso.

Además, la presidenta regional ha pedido la colaboración de la ciudadanía por estas medidas “que no han sido fácil tomarlas pero la salud pública está por encima de todo”.

Para reforzar la información, la Consejería de Sanidad ha puesto a disposición de los ciudadanos el teléfono gratuito 900 102 112. Este mismo número tiene capacidad para derivar las llamadas de posibles casos a la Mesa de Coordinación del SUMMA 112.

NO SE RESTRINGE POR EL MOMENTO EL TRANSPORTE

Por otro lado, la Comunidad de Madrid esperará a evaluar cómo afecta a la movilidad en la región el cese de la actividad educativa para analizar si es necesario “tomar otras decisiones” y establecer alguna restricción en materia transportes. Medida que descarta “de momento”.

Según ha explicado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, no se han aplicado ninguna limitación en este sentido. Así, ha explicado que lo que recomienda el Gobierno regional a la hora de viajar en transporte público es extremar el cuidado higiénico-sanitario.