El Partido Popular de Leganés ha propuesto al Ayuntamiento un decálogo de medidas para hacer frente a la crisis originada por el coronavirus en la ciudad. “Presentamos un decálogo con iniciativas de carácter económico y social con el objetivo de que nadie se quede atrás en esta crisis”, ha señalado el portavoz popular, Miguel Ángel Recuenco, a la par que tendía la mano al Gobierno municipal “para consensuarlas y aplicarlas cuanto antes para evitar que los efectos del coronavirus se ceben con los vecinos y con el tejido comercial, económico y empresarial de la ciudad». Estas diez medidas son las siguientes:

Ayudar (bonificación, condonación o subvención) al pago en el recibo del IBI a las personas o familias que hayan perdido el empleo como consecuencia de la pandemia y establecer un período de carencia para trabajadores afectados por un ERTE.

Aplazar el pago sin intereses del citado impuesto a los inmuebles de uso comercial o industrial, condicionada al mantenimiento de la totalidad de su plantilla laboral.

Condonar el pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) para las pequeñas y medianas empresas del municipio, así como para los autónomos locales, siempre y cuando garanticen mantener todos los puestos de trabajo en sus negocios.

Implantar una moratoria en el pago de la Tasa por Pasos de Vehículos (TPV), conocida como tasa de vados, para los autónomos y pymes, así como para la tasa correspondiente a la reserva de espacios en vías y terrenos de uso público para carga y descarga de mercancías.

Bonificación en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para las entidades que, al concluir el presente año, estén en condiciones de acreditar que no han ejecutado despidos a causa de la crisis sanitaria, así como para las nuevas sociedades que se establezcan en la ciudad.

Eliminación de la tasa de basura que abona la industria y el comercio local desde el mismo momento en que se ordenó su cierre y hasta que se levanten las restricciones impuestas.

Agilizar el pago de las deudas que el Ayuntamiento de Leganés mantiene con sus propios proveedores.

Condonar o instaurar un aplazamiento en el pago del alquiler a los inquilinos de viviendas de la Empresa Municipal del Suelo (Emsule) en caso de que hayan perdido su empleo a causa de la crisis originada por el Covid-19, en función de las condiciones económicas de cada familia.

Aplazamiento de la cuota de alquiler para los locales que pertenecen a Emsule.

Habilitar una partida económica extraordinaria para sufragar el pago de suministros (luz y gas) y del alquiler para familias afectadas por la crisis del coronavirus.