El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha escrito este jueves a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, una carta donde exige que intensifique el control del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, así como otras medidas de control, por la situación de la ola de Covid-19 en China.

«Tras los significativos cambios que han introducido para el control de la transmisión, y teniendo en cuenta la apertura de fronteras chinas y la gran movilidad prevista en el marco del Año Nuevo Chino, consideramos necesario valorar tanto a nivel nacional como en el marco del Health Security Committee, el posible impacto en los países de la UE», comienza la misiva del consejero, a la que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle.

En este sentido, y a pesar de las «altas» coberturas de vacunación en la población española, Escudero cree que «hay que valorar posibles medidas de salud pública, que, antes de decidir coartar la libertad de movimiento, supongan un control extraordinario en el país de origen de las salidas de personas con resultado negativo en las pruebas de diagnóstico de infección activa».

Además, ha pedido «intensificar de nuevo» los controles en los aeropuertos españoles, en concreto, el de Barajas, que a su juicio es una «puerta de entrada del virus en el país en todas las olas precedentes».

Considera que el foro adecuado para acordar las actividades de preparación y respuesta en esta pandemia es el Health Security Committee, ante el que le ha pedido «recibir información oportuna de los acuerdos alcanzados en las reuniones convocadas de este Comité».

Asimismo, le ha pedido la convocatoria «urgente y extraordinaria» del Pleno del Consejo Interterritorial del SNS en las próximas horas para abordar la situación actual y las posibles medidas a adoptar. «Como bien sabes, la experiencia de los últimos años nos ha enseñado que con el Covid-19 cada minuto cuenta», le dice.

LA UE APUESTA POR UNA «VIGILANCIA ACTIVA» 

Por ahora, el Gobierno de España se limita a esperar una respuesta conjunta de la Unión Europea, aunque países como Italia ya se han adelantado, teniendo en el recuerdo que a inicios del 2020 fue el país donde más estalló el Covid.

Así, los Estados miembro de la UE han acordado mantener una «vigilancia activa». La Comisión Europea ha convocado el Comité de Seguridad Sanitaria para tantear una decisión «coordinada», después de que el Gobierno italiano anunciase que pedirá una prueba negativa de coronavirus a todos los viajeros procedentes de China.