La Comunidad de Madrid ha reiterado su oposición al cierre de la estación de esquí Puerto de Navacerrada por “el grave perjuicio” que supone para la práctica de los deportes de invierno en nuestra región, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Estas pistas son el centro neurálgico en el que entrenan cientos de esquiadores federados y donde cada año unos 10.000 niños de colegios madrileños aprenden a esquiar, gracias a programas conjuntos de la Comunidad y la Federación Madrileña de Deportes de Invierno.

Por esta razón, la consejera de Presidencia del Gobierno regional, Eugenia Carballedo, se ha reunido este martes con el presidente de la Federación Madrileña de Deportes de Invierno, Antonio Carlos Fernández-Coppel, a quien ha trasladado el malestar del Ejecutivo madrileño ante una decisión “no justificada y arbitraria y que afecta al dinamismo económico y social de la región”.