El Gobierno de Pinto va a proponer al Pleno de este jueves, 27 de febrero, que se apruebe el régimen de compatibilidades de dos de sus cargos de confianza. Según consta en los documentos a los que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle, ambos asesores quieren compaginar su labor en el Ejecutivo de Diego Ortiz con el de docentes particulares en la Universidad.

Algo que no ha sentado nada bien en Espacio de Participación Sindical (EPS) de Pinto, que califican de “oprobio” que sea aprobada esta propuesta. “Máxime cuando ha habido trabajadores municipales de carrera que se les ha denegado”, exponen. De esta manera creen que lo que pretenden estos asesores es “aparte de seguir cobrando el salario de este Ayuntamiento poder cobrar de su trabajo particular. Vamos lo que se dice tener doble salario“.

Desde EPS recuerdan que el pasado 8 de agosto, el Ayuntamiento de Pinto aprobó la relación de puestos de trabajo y sus retribuciones económicas como personal eventual del Consistorio. “Doce salarios que varían desde los 35.000 a los 45.000 euros y que detraen esta cantidad del conjunto de la masa salarial de todos los trabajadores municipales”.

En este sentido, el acuerdo aprobado al que alude el sindicato señalaba que ‘todos los puestos creados tendrán disponibilidad y dedicación completa para el ejercicio de sus funciones fuera de la jornada habitual de trabajo. Dicha disponibilidad y dedicación está incluida en sus retribuciones’.

“Desde EPS-Pinto consideramos que no puede haber tal compatibilidad al respecto y nos mostramos en contra de esta aprobación. Además, a sabiendas, que uno de las compatibilidades que se piden es para un concejal del Ayuntamiento de Campo Real; por lo que tendría tres trabajos: concejal, asesor y profesor”, señalan desde la sección independiente de representantes de los trabajadores.

“CARGA MUNICIPAL”

La figura del cargo de confianza la recuperó el alcalde Diego Ortiz tras acceder al poder en junio de 2019, toda vez que el anterior Ejecutivo de Rafael Sánchez rechazó hacer uso de esta figura contemplada en la legislación vigente.

Para EPS Pinto, los cargos de confianza “son una carga municipal para todos los trabajadores”. A su juicio creen que “sirven para aumentar las fuentes de financiación del partido a costa, y de un modo legal, de la partida presupuestaria de todos los trabajadores”. Reiterando su rechazo a que el Pleno de este jueves apruebe este nuevo régimen de compatibilidades previsto por el Gobierno de Pinto.