Abril de 2015. Resta un mes para las elecciones municipales, y los candidatos del PSOE de Getafe firman un decálogo, con una suerte de compromisos electores, que versan sobre materias como la limitación de mandatos o la eliminación de gastos de protocolo. Lo llaman ‘Código Ético’. En aras de la transparencia, dicen.

De hecho en el punto tres, los socialistas de Getafe, incluida la entonces candidata Sara Hernández, se comprometen, literalmente, a “aceptar la limitación de mandatos, por lo que no estaré en el cargo durante más de ocho años. Pasado este tiempo, si quisiera volver a ocupar el mismo cargo, habrán de pasar al menos dos legislaturas”.

El ‘Código Ético’ ha desaparecido de la web del PSOE de Getafe

Nadie les obligó, pero ese fue su compromiso, firmado de su puño y letra. Sin embargo, las palabras se las lleva el viento, al menos en el PSOE de Getafe, y donde dije digo, digo Diego. Así recientemente, los socialistas getafenses anunciaban que Sara Hernández volverá a ser su candidata en 2023, incumpliendo de esta manera su propia palabra.

Para justificar esta ‘autotraición’, recuerdan que se comprometieron a dos legislaturas, pero se sacan de la manga que “con la posibilidad de ampliar dicho periodo si la asamblea de militantes así lo decidía”, algo que en dicho decálogo no aparece por ningún lado.

Es más, si tratan de acceder al ‘Código Ético’, este ha desaparecido de la web del PSOE de Getafe. Página no encontrada. Lo que llama, cuanto menos, la atención.

“SE TIENE QUE IR”

“Nos preguntamos en qué máquina trituradora municipal ha pasado Sara Hernández a cuchilla su código ético por el que se comprometió a no estar más de dos legislaturas en el cargo y que ahora incumple”, dice el portavoz del PP local, Carlos Pereira, sobre este asunto.

“La palabra de Sara Hernández, como la de su jefe, no vale nada”

Pereira insta a Hernández a que “cumpla su compromiso de estar dos legislaturas en el cargo y que no se aferre al sillón, que ha convertido en su trono, porque sus compañeros no le han votado y ha sido ella quien al más puro estilo absolutista, se ha autoproclamado con corona de laureles para seguir siendo candidata en 2023″.

El portavoz popular llega a la conclusión de que “la palabra de Sara Hernández, como la de su jefe, no vale nada”. Una “falta de ética” por la que “si es capaz de incumplir su compromiso ético con los getafenses qué no será capaz de hacer”. A lo que Pereira concluye que “ahora sí que se tiene que ir. No solo por su incompetencia en la gestión, sino por faltar a su palabra en un engaño más a los getafenses”.

“NINGUNA CREDIBILIDAD”

También desde VOX Getafe, el concejal Ignacio Díaz Lanza recuerda que “un código ético firmado, como en este caso, es el documento que confirma y sella una conducta y un compromiso firme por parte de la alcaldesa, quien accedió con total voluntad y libertad a su firma”.

Así se pregunta: “¿qué credibilidad tendrá nuestra alcaldesa cuando no es capaz de cumplir con sus vecinos con una decisión personal que ella misma decidió realizar y firmar? Ninguna”, por lo que insta a Sara Hernández a cumplir su palabra, y “evite seguir eliminando la confianza de la ciudadanía en la clase política, como vienen realizando los viejos partidos”.