Las iniciativas para paliar los efectos del coronavirus en la Comunidad de Madrid se siguen sucediendo con el paso de los días y una de las últimas ha sido la puesta en marcha de un registro de personas voluntarias que puedan prestar ayuda a la población más vulnerable en esta situación de riesgo.

Se trata de una medida que pretende anticiparse al previsible incremento de las necesidades de este sector de la población en las próximas fechas y permitirá “canalizar la solidaridad individual de la sociedad madrileña”.

El procedimiento para poder formar parte de esta red de voluntarios consiste en inscribirse  a través de un formulario publicado desde este lunes en la página web de la Comunidad de Madrid. De este modo, se creará una base de datos específica y esta iniciativa se gestionará en colaboración con Cruz Roja, el Colegio de Trabajadores Sociales y otros colegios profesionales.

Desde la Comunidad se asegura que en ningún caso se pondrá en riesgo a las personas voluntarias ni a las personas más vulnerables al COVID-19 que requieran atención, primando la atención telefónica continuada como forma de acompañamiento y detección inmediata de necesidades.