El Juzgado de Primera Instancia número 52 de Madrid ha condenado a la empresa alemana Thermomix a pagar una indemnización de 17.914,70 euros a una vecina de Fuenlabrada que sufrió quemaduras en 2015 cuando le estalló la tapa mientras cocinaba.

En 2015 la mujer sufrió quemaduras de primer grado en pecho, brazos y cuello mientras usaba el electrodoméstico. Tuvo que ser atendida en el Hospital de Getafe y permanecer de baja 18 meses.

Tras dos años de juicios, la empresa argumentó que el accidente se debía a un “deficiente mantenimiento del electrodoméstico”. Si bien pocos meses después advertía a los clientes mediante carta que “la junta de la tapa podría no funcionar correctamente” en las unidades producidas durante octubre de 2012 y agosto de 2014.

La compañía aseguraba que la avería se había detectado precisamente en preparados de crema, hasta el punto de que “la comida caliente podría salir fuera del vaso, pudiendo producir en algunos casos quemaduras”.

“Por más que trate de negar que la causa no está en la defectuosidad de la máquina sino en una falta de mantenimiento, lo cierto es que la tapa de referencia se abrió cuando no era su momento”, expone el fallo de la sentencia que se hizo pública hace una semana y que ha adelantado este lunes el diario El País.

Así pues, el Juzgado de Primera Instancia número 52 de Madrid, condena a Vorwerk España (distribuidora de Thermomix) a indemnizar a esta vecina de Fuenlabrada con 17.914,70 euros. A esta cantidad hay que añadir los intereses devengados desde que se interpuso la demanda. Lo que sumado a las costas del juicio asciende a 24.000 euros. Si bien la sentencia puede ser recurrida en la Audiencia Provincial.