Vista aérea Moraleja de Enmedio

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha declarado nulo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Moraleja de Enmedio al no ajustarse a la realidad poblacional del municipio, entre otras razones, tras una denuncia interpuesta por varios propietarios de suelo afectados. Así lo ha decidido la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM en una sentencia, fechada a 15 de diciembre de 2017.

El PGOU de Moraleja de Enmedio, que preveía la construcción de unas 10.000 viviendas, fue aprobado definitivamente mediante silencio administrativo por una sentencia en 2015, y fue recurrido por “ser contrario a derecho”. Los recurrentes argumentaron que se produjo una tramitación “dilatada” en el plan, lo que “perjudicó los derechos de los propietarios del suelo”. Además, alegaron que se incumplieron las consideraciones generales del modelo de crecimiento establecido en la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

En este sentido, sostienen que un informe de análisis ambiental negó el crecimiento propuesto en el PGOU de Moraleja de Enmedio, recogiendo que la previsión de 27.573 nuevos habitantes que justificaban las 9.587 viviendas previstas “no respondía a una demanda real y previsible”. También defienden que ese crecimiento “incumple de forma manifiesta” los parámetros del impacto ambiental y “causa una afección”.

Otro punto discrepante es el abastecimiento de agua potable, que los recurrentes consideran “incumplido manifiestamente”, para lo que citan un informe del Canal de Isabel II del año 2005. Para adaptarse al nuevo Plan, defienden que se tendría que haber pasado del depósito actual (500 metros cúbicos) a unos 20.000, algo que no se tuvo en cuenta en la aprobación definitiva.

Por último, aseguraban que el nuevo Plan incumple la legalidad vigente en materia de vías pecuarias y de patrimonio histórico, así como adolece de “falta de sostenibilidad y no es respetuoso con el medio ambiente”.

Los magistrados, consideran que “no hay razones económicas para justificar el incremento de población” que fija el PGOU de Moraleja de Enmedio, y en consecuencia a este argumento instan a que “se realice otra alternativa de planteamiento y un nuevo modelo territorial con base a las consideraciones ambientales recogidas”. Además, aseguran que el Plan “en absoluto” cumple con las exigencias en relación al desarrollo sostenible, pues “se parte de una premisa de desarrollo poblacional no acorde con la realidad”.

EL AYUNTAMIENTO “RESPETA LA DECISIÓN”

“Este Equipo de Gobierno respeta y acata la decisión adoptada por el TSJM”. Así comienza el comunicado del Ayuntamiento en el que reaccionan sobre la sentencia judicial que anula el PGOU de Moraleja de Enmedio, y donde recuerdan que ya venían advirtiendo “hace años” de que el Plan “no era acorde a la legalidad vigente”.

Y es que, señalaban “que incumplía la legislación de la Comunidad de Madrid y que no había atendido las demandas que dicha institución había realizado durante el proceso de aprobación y que era por esto por lo que se había demorado durante tanto tiempo la tramitación”.

“Se hizo caso omiso de las peticiones y advertencias de la Comunidad de Madrid y aprobado, aduciendo silencio administrativo de la Comunidad de Madrid y consiguiendo el silencio administrativo positivo en un juzgado y no mediante la correcta tramitación del procedimiento”, indican.

“La prepotencia del Partido Popular ha hecho perder 10 años a los vecinos, que en ese periodo se podían haber dotado de un Plan General acorde a las necesidades y a un crecimiento ordenado y sostenible”, lamenta el Equipo de Gobierno actual, que puntualiza que no tiene “ninguna responsabilidad, ni en la tramitación -en la que estuvo siempre en contra de su aprobación- ni en la denuncia, de la que son responsables, y están en su derecho, los propietarios que la han interpuesto”.

No obstante, aseguran que seguirán trabajando para dotar a Moraleja de Enmedio de un planeamiento que “permita su crecimiento de manera sostenible medioambientalmente y que permita dotarlos de las infraestructuras necesarias solicitando ayuda al Gobierno regional”. “Es necesario dar continuidad al municipio, ya que este planeamiento es otra de las herencias legadas al pueblo por el Partido Popular de Moraleja de Enmedio”, apostillan.