Foto: ACB Photo/A. Pacheco

Un Urbas Fuenlabrada plagado de bajas entre las lesiones y la pandemia acabó cediendo ante un Real Madrid que se encomendó al acierto de Carroll (20 puntos) para adjudicarse el triunfo en el Fernando Martín (76-90), pero la gran noticia que dejó el encuentro fue el estreno en el conjunto fuenlabreño de Bassala Bagayoko, el jugador más joven en debutar en la historia de la Liga ACB superando a Ricky Rubio.

El jovencísimo jugador maliense, nacido en Bamako el 10 de septiembre de 2006, cuenta por tanto con 14 años, 7 meses y 13 días, lo que le permitió pulverizar el anterior registro de Ricky, que debutó en la máxima categoría del baloncesto nacional con 14 años, 11 meses y 28 días.

Las ausencias de Trimble y Chema González (afectados por coronavirus), además de las de los lesionados Urtasun y Marc García, que se pierden lo que resta de temporada, obligaron a Raventós a echar mano del filial reclutando para el primer equipo a Juanjo Santana y a Bassala Bagayoko, ya que tampoco pudo contar con Rodijs Macoha, el jugador del segundo equipo que más ha contado para el equipo ACB y que llegó a debutar ante el Barcelona.

Bagayoko saltó a la cancha en el tramo final del primer cuarto y su presencia no fue ni mucho menos testimonial, ya que disputó un total de nueve minutos en los que anotó dos puntos gracias a un espectacular mate, capturó dos rebotes y obtuvo dos créditos de valoración. En Liga EBA promedia 8,6 puntos, 8 rebotes y 14,6 de valoración.

DESTACA POR SU VERSATILIDAD PESE A MEDIR 2,07

Buena prueba de su polivalencia es que pese a medir 2,07 puede actuar sin problema en posiciones exteriores y, de hecho, hubo momentos en los que se encargó del marcaje de Laprovittola, base del conjunto madridista. Esa versatilidad le supone sin duda una ventaja a la hora de disponer de minutos y todo hace indicar que de aquí al final de temporada cuenta con muchas opciones de seguir bajo la disciplina del primer equipo.

El jugador maliense, que empezó a jugar en nuestro país en las filas del Santa Lucia de Tirajana grancanario, dio muestras de su poderío en la Minicopa de 2019, en la que compitió con el CB Canarias antes de firmar la pasada temporada por el Baloncesto Alcalá, con el que llegó a anotar en un partido 52 puntos ante el Real Madrid.

El pasado verano se enroló en el Baloncesto Fuenlabrada e hizo incluso la pretemporada con el primer equipo cuando todavía contaba con trece años. A partir de ahí se centró en el EBA, aunque puntualmente había subido a entrenar con el primer equipo en función de las necesidades. Ahora lleva ya tres semanas consecutivas a las órdenes de Raventós, que al término del encuentro de este pasado domingo explicaba que “le hemos mantenido” en la cancha “porque ha entrenado muy bien y no tiene miedo. Ahora tenemos que seguir cuidándole como el club le está cuidando e ir poco a poco con él”.

Curiosamente, la historia de la cantera del Baloncesto Fuenlabrada está plagada de estrenos frente al Real Madrid, ya que con anterioridad a Bagayoko también lo hicieron, entre otros, Javi Vega, Adrián Laso, Chema González o Juanjo Santana, que disputó 37 segundos este pasado domingo y cuyo estreno quedó sin duda eclipsado por el histórico debut de su compañero