teatro-calle-madrid_2 getafe
teatro-calle-madrid_2 getafe

 La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Getafe aprobó en su última reunión sacar a concurso la redacción de un nuevo proyecto para finalizar las obras del controvertido teatro de la calle Madrid, paralizadas desde julio de 2015 por deficiencias en el proyecto original.

En esa misma reunión, el Gobierno municipal acordó a su vez la rescisión del contrato con la constructora Dragados, que fue la adjudicataria de los trabajos por 2,4 millones de euros en 2014, así como el inicio de expediente para la exigencia de responsabilidades al proyectista Vegas Arquitectura, S.L.

Hasta el momento tan sólo se había ejecutado el 22 por ciento de las obras del teatro que, según la alcaldesa, Sara Hernández, no se tendría que derruir. Así, la redacción del nuevo proyecto, que “tampoco tendrá caprichos estéticos”, contará con la participación ciudadana, en este caso a través de las propias asociaciones y colectivos culturales de Getafe pertenecientes al Foro de la Cultura, que ha ya han consensuado “las prioridades a las que deberá responder este nuevo proyecto”.

De forma paralela, el Ayuntamiento abre un expediente contra Vegas Arquitectura S.L. “por posibles responsabilidades en las deficiencias detectadas en la redacción inicial” que requerían modificaciones por encima de lo que permite la ley (superiores al 26%) “como la ausencia de insonorización, falta de medidas contra incendios y problemas de visibilidad”.

Cabe recordar que, a raíz de la adjudicación en noviembre de 2012 por parte del PP a este estudio de la redacción del proyecto mediante un procedimiento “nada habitual”, según fuentes municipales, se gestó la querella ciudadana que ha derivado en la causa aún abierta en el juzgado de Primera Instancia número 4 de la localidad y que ya ha supuesto la detención de 11 técnicos del Consistorio y de la empresa municipal GISA en sendas operaciones policiales.

“Deberá ser la justicia quien determine la responsabilidad penal de aquella adjudicación de la redacción, pero es obligación también de este Gobierno municipal investigar lo sucedido”, ha señalado la alcaldesa.