recinto ferial fuenlabrada

Tal y como estaba previsto, el Pleno de Fuenlabrada ha aprobado la modificación urbanística del Plan Especial del Parque de La Pollina como paso previo a la construcción del futuro recinto ferial y un parque permanente. Una moción que ha salido adelante con los votos a favor de PSOE, Ganar Fuenlabrada e IU-CM, y con la abstención de PP y Ciudadanos.

El alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, ha explicado que la expropiación del terreno donde se ubicará solo el recinto supondrá un coste de 980.000 euros. Un espacio privado de aproximadamente 44.000 metros cuadrados de los más 170.000 metros cuadrados que ocupará el proyecto total.

Fuenlabrada-Recinto-Ferial

Además, Robles ha insistido en las oportunidades que creará este entorno, con una gran zona de conciertos, un parque, 3.000 aparcamientos y unos ingresos que ha cifrado en más de 11 millones de euros. Además, el primer edil ha recordado que habrá la misma seguridad en efectivos policiales que en anteriores ediciones de las fiestas y ha recalcado la importancia de un parque de 200.000 metros cuadrados “para uso y disfrute de los fuenlabreños”. Y ha terminado su intervención acusando a Ciudadanos y PP de “intentar parar el reloj del tiempo de crecimiento de Fuenlabrada”.

Por su parte, el portavoz del PP, Sergio López, ha recordado que en la zona de La Pollina está proyectado un desarrollo de viviendas y “por lo tanto se está trasladando el problema”. López ha cifrado en 11 millones de euros todo el proyecto conjunto entre recinto, parque, accesos y zona de conciertos. Así ha vuelto a insistir en que “la mejor ubicación” se encuentra en el entorno de Valdeserrano. En cambio el alcalde, en este sentido, ha criticado que la expropiación de terrenos en Valdeserrano costaría a las arcas tres millones de euros, más los accesos desde la M-506.

Para Ganar Fuenlabrada, por su parte, pese a votar a favor de la propuesta ha “echado en falta” una “mayor consulta a los vecinos” a través de un referéndum. Algo que ha apoyado Ciudadanos, que ha acusado al Gobierno local de “falta de transparencia” y no haber contado con la oposición para la redacción de un proyecto cuya construcción está prevista para 2018 y su finalización en 2019.