perrigatos en apuros

Desde hace siete años, la asociación protectora de animales, Perrigatos en Apuros, lleva concienciando a los escolares de Pinto en la defensa y protección de los animales a través del Proyecto Galiana, una iniciativa impulsada junto a la Concejalía de Educación y por la que recorrían los centros educativos del municipio para llevar su mensaje ecologista.

“Durante todos estos años hemos conseguido llegar a cientos de niños y jóvenes, para visibilizar y acercar la problemática del abandono y el maltrato animal en nuestra sociedad. Precisamente para Perrigatos siempre ha sido muy importante sensibilizar a los niños para conseguir en un futuro una sociedad mejor y más respetuosa con los animales”, explican desde la asociación.

Sin embargo el proyecto ha llegado a su fin. Las responsables de Perrigatos en Apuros habían solicitado a la concejala de Educación, Cristina Lorca, ampliar el programa de charlas para renovar el mensaje y llegar a más escolares. “Desgraciadamente, en lugar de encontrarnos con una Concejalía implicada en el respeto animal que nos deje avanzar, nos hemos encontrado con un muro de incomprensión”, dicen desde la asociación.

En este sentido, denuncian que “es el segundo año en el que nos han impedido ampliar las charlas educativas sobre otras temáticas, y con ello, se bloquea la intención de seguir formando e informando a los niños sobre otros temas demandados por ellos mismos”.

De esta manera Perrigatos en Apuros se queja de que “única y exclusivamente admiten la misma charla que llevamos impartiendo siete años, en los mismos colegios. Razón por la cual, baja su demanda al no ofrecer nada nuevo a los mismos niños y descartan cualquier otra propuesta de las múltiples ofrecidas, relacionadas con otros ámbitos sobre la protección animal”.

Por este motivo, las responsables de Perrigatos abandonan el proyecto “ya que nos sentimos frenadas y censuradas y por tanto relegadas dentro del mismo”. A pesar de este varapalo, las voluntarias advierten que seguirán concienciando y sensibilizando a los pinteños en la defensa de los animales.