Malestar en la oposición de Arroyomolinos. En el último Pleno ordinario celebrado, el Gobierno de PP, Ciudadanos y Vecinos por Arroyomolinos que lidera Ana Millán, aprobó su propuesta de celebrar los plenos por la mañana, dando un bandazo a lo que acordó en el inicio de legislatura y de alternarlo con sesiones vespertinas.

La papeleta de defender este cambio le correspondió al líder de Vecinos por Arroyomolinos, Juan Carlos García, que en la pasada legislatura sostenía lo contrario, como el caso de ediles como el de Hacienda, José Vicente Gil.

Sea como fuere, la propuesta salió adelante con 12 votos a favor (los concejales de Gobierno) y 9 en contra, lo que ha llevado a partidos, como Podemos Arroyomolinos, a acusar al Ejecutivo de Ana Millán de “cercenar los derechos de los vecinos” con la celebración “exclusiva” de los plenos durante la mañana.

También la concejala no adscrita, Amelia Noguera, se mostró crítica y acusó al Gobierno local de “tener miedo a que los vecinos intervengan en el Pleno”, pues el de septiembre se hizo sin público. Lo que contrasta con la el ‘Día del afiliado’ que celebró el PP de Arroyomolinos, a puerta cerrada y con aglomeración de gente, pese a llevar mascarillas.

La alcaldesa, por su parte, justificó esta decisión en “compatibilizar la vida familiar y laboral de los trabajadores municipales”.