La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado el Presupuesto municipal para 2020, “marcado por el coronavirus” y con un superávit de en torno a 10 millones de euros, según ha avanzado en rueda de prensa telemática la alcaldesa, Natalia de Andrés.

“Estos presupuestos rompen una tendencia de abandono y dejadez”, ha dicho la regidora, recordando que desde 2016 se encontraban prorrogadas las cuentas del anterior Ejecutivo de David Pérez. “El último fue aprobado en 2016 y la materia económica estaba desfasada”, por lo que se necesitaba “revertir el abandono del entorno urbano y los servicios públicos”.

“No son los que teníamos previstos, sino que nos adaptamos a esta nueva situación tan grave que vive nuestro municipio por el coronavirus”

A pesar de ello, la alcaldesa ha reconocido que “no son los que teníamos previstos, los que recogen los compromisos electorales, sino que nos adaptamos a esta nueva situación tan grave, que vive nuestro municipio por el coronavirus”.

De esta manera, se han previsto ingresos a la baja, cuantificados en 145.475.518 euros; y unos gastos de 135.218.000 euros. Así, se calcula un superávit de 10 millones de euros, “que nos posibilite prestar los servicios”.

Este jueves se entregará la documentación a los grupos municipales de la oposición. Entre alegaciones y comparecencias, el Presupuesto irá al Pleno municipal del 29 de julio y posteriormente se abren alegaciones a la ciudadanía. Se espera, según ha reconocido la concejala de Hacienda, Candelaria Testa, que el 1 de septiembre “estén operativos”.

TRES EJES

Natalia de Andrés ha confesado que su Gobierno ha hecho “malabares” para cuadrar las partidas, que giran en torno a tres ejes: atención social a vulnerables; limpieza a través de ESMASA y promoción económica y empleo, a través del IMEPE y con convenios con agentes sociales.

En cuanto a los más vulnerables, la alcaldesa ha puesto el foco en los mayores, anunciado más dinero para teleasistencia, más plazas de residencia temporal para dependientes y doblando los fondos de emergencia. También seguirán las becas escolares, triplicar las partidas a obras en colegios, ayudas a la habitabilidad y llegar hasta los casi 700.000 euros, para ayudar a las mujeres víctimas de la violencia de género.

Los presupuestos giran en torno a atención social a vulnerables; limpieza a través de ESMASA y promoción económica y empleo

En cuanto a limpieza, la primera edil de Alcorcón ha puesto énfasis en que se intensificará, sobre todo en los colegios, de cara al inicio del curso en septiembre. También se reforzará la limpieza de edificios municipales. De Andrés ha reconocido el trabajo realizado por la actual Dirección, que a su juicio “ha salvado” a la empresa pública.

Y finalmente, en cuanto a la promoción económica y el empleo, la alcaldesa ha agradecido el apoyo de los agentes sociales, “que han estado a la altura de las circunstancias”, por sus aportaciones al Presupuesto municipal. Así ha avanzado convenios con AEPA y sindicatos para, por ejemplo, la compra de un ‘kit Covid’ de protección para comerciantes y usuarios de la hostelería y el comercio local.

Además se amplía a en un millón de euros el capítulo de Personal y se está planificando una nueva Oferta de Empleo Público, para reforzar “áreas como Policía”. El IMEPE aumenta su presupuesto en un 45% más, hasta los 1,7 millones de euros. También se destinarán 300.000 euros para la compra de portátiles, en caso de que los empleados municipales tengan que teletrabajar.

PLAN PERMUTA

En cuanto a las inversiones, Natalia de Andrés ha dicho que “el único proyecto inversor que se mantiene es la solución al Plan Permuta”. La alcaldesa ha recordado que “ya se aprobó que las 90 familias conservarán sus viviendas y tras conversaciones con la administración concursal hemos puesto una partida presupuestaria para resolver las 20 primeras viviendas”, y que alcanza los 2,2 millones de euros. 

Se van a destinar 2,2 millones de euros para mantener el Plan Permuta y comprar las primeras viviendas

Lo que sí sufre una merma es la partida de Festejos. Dinero que se ha utilizado para afrontar la crisis del coronavirus. Aunque De Andrés sí ha aventurado que se ha reservado un montante para las fiestas de Navidad, que espera que se celebren.

Por otro lado, la regidora ha dicho que se reducen las partidas de Alcaldía, que quedan a cero y se destinarán para reforzar otros servicios. Por ejemplo, se va a comprar material de biblioteca en las librerías del municipio. Y se va impulsar un programa de alquiler de bicicletas, en cuanto a movilidad.

La alcaldesa se ha comprometido a mantener las subvenciones a clubes y asociaciones deportivas de Alcorcón

Ya en materia deportiva, la alcaldesa se ha comprometido a mantener las subvenciones a clubes y asociaciones deportivas de Alcorcón.

Además se reserva una partida de 1,5 millones de euros para el pago de intereses de demora, por “cobros indebidos a vecinos de Plusvalías”..

OPOSICIÓN

Por último, Natalia de Andrés ha hablado de las conversaciones con los grupos de la oposición. Así ha avanzado que las conversaciones con el PP se acabaron “porque se negaron a dar una solución al Plan Permuta y eso rompió relaciones. Y con VOX, no hubo más contactos “por su negación a las políticas feministas”.

En cuanto a Ciudadanos, la primera edil ha reconocido que era el contacto “más avanzado y lo único que planteaban era una medida de préstamos a empresas e Intervención planteaba dudas sobre la legalidad”.

De Andrés ha dicho que “no podíamos comprometernos a algo que no se podía hacer. No podemos hacer lo mismo que está haciendo el Estado a través de la línea ICO”. Y ha confesado que “es una pena que rompan el acuerdo por esto, demostrando claramente de qué lado estaban”.