El Ayuntamiento de Alcorcón ha cerrado el Espacio Alfarero para reconvertirlo en una oficina administrativa de atención ciudadana. Ha sido la concejala de Hacienda, Candelaria Testa, la que ha informado en su perfil de Twitter de esta decisión, después de que el PP local calificara este cierre como “ataque a la Cultura”.

“En tiempos de Covid-19, donde la distancia física es vital para evitar contagios, instalamos atención al contribuyente de Alcorcón en la planta cero del edificio administrativo”, ha apuntado Testa, incidiendo en que esto supondrá “una mejor atención y mayor seguridad para todos”.

El primer teniente alcalde y concejal de Seguridad, Daniel Rubio, ha corroborado estas palabras, asegurando que “nuestras actuaciones en espacios abiertos y cerrados buscan garantizar la salud pública. Y hemos reordenado todo el edificio administrativo para ello”, insistiendo en que “cualquier otra lectura solo puede engañar“.