AYUNTAMIENTO ALCORCON

El Ayuntamiento de Alcorcón va a iniciar diversas acciones con el fin de regularizar la situación de las escuelas de danza Antonio Canales y Víctor Ullate tras detectar que carecían de soporte jurídico. Según la alcaldesa, Natalia de Andrés, no existía ningún pago por los servicios que se estaban realizando, ni contrato, ni concesión, ni adjudicación.

En este sentido, la regidora ha explicado que “según hemos detectado, ambas escuelas están impartiendo sus clases en instalaciones municipales que no están soportadas jurídicamente por ninguna concesión ni autorización vigente” y ha añadido que “estas escuelas están cobrando un precio a estas familias sin abonar ningún tipo de gasto por el uso de las instalaciones municipales”.

Para la alcaldesa, “se trata de un caso de dejadez extrema por parte del anterior Gobierno ya que ni en la Concejalía de Cultura ni en los servicios de Contratación disponemos de documentación sobre este asunto desde los últimos seis años”. Así asegura que “desconocemos el alcance del problema, así como la situación de los trabajadores, la cobertura jurídica y en materia de seguros; debemos esclarecer los motivos de esta grave falta de responsabilidad”.

En la última sesión plenaria se ha aprobado una propuesta para iniciar de un expediente aclaratorio que determine qué servicios se están prestando en las escuelas, en qué centros, cuáles son los espacios que ocupan y de qué horarios disponen, así como los precios, entidades que las gestionan y si cuentan con algún tipo de autorización municipal.

Además, en virtud de esta iniciativa se insta a otorgar la autorización temporal especial hasta el 30 de junio y con el fin de “velar por interés público y garantizar que el alumnado no vea interrumpido el curso y se desarrolle con la normalidad necesaria mientras se pone orden en estas entidades”, según ha explicado De Andrés, que ha solicitado una reunión con la Fundación Víctor Ullate por su posible disolución.