Uno de los colectivos que más ha sufrido los efectos del temporal de nieve ha sido el de las personas con movilidad reducida, que ya de por sí, en un día cotidiano, se encuentran numerosos obstáculos en las grandes ciudades.

Un ejemplo es Getafe, donde tirando de ironía, se puede ver como el Ayuntamiento “facilita” la vida a estas personas. Ocurría esta misma semana frente al colegio Jorge Guillén, en cuatro plazas de aparcamiento reservadas para personas con diversidad funcional. Allí, los equipos de limpieza del Ayuntamiento que dirige Sara Hernández, habían despejado toda la calle pero la nieve la acumularon en estas plazas.

“Supongo que el personal del ayuntamiento decidió limpiar las plazas comunes y acumular la nieve en esas otras con pintura azul tan bonita y confiar en que la lluvia hiciera su trabajo”, comenta un vecino perjudicado, que si no llega a ser por la encomiable ayuda de la Dirección del colegio Jorge Guillén, no habría podido estacionar su vehículo y dejar en la escuela a sus hijos.

Llama la atención por las fotografías que facilita, que se haya echado la nieve en todas las plazas, no dejando ninguna operativa. Gracias al trabajo del colegio, y finalmente las lluvias de estos días, la nieve ha desaparecido, si bien pone de manifiesto, una vez más, que las personas con movilidad reducida no lo tienen nada fácil en esta Getafe del 2021.