La Federación de Asociaciones Vecinales de Leganés (FLAV) se ha reunido esta semana con la Policía Nacional, para abordar la situación de la seguridad ciudadana en el municipio.

La FLAV solicita información sobre este asunto, “ya que la ausencia de relaciones del alcalde con el movimiento vecinal, hace que no nos llegue información de la ciudad, más que a través de los medios de comunicación y de los vecinos”.

En líneas general, y tras el último Balance de Criminalidad publicado por el Ministerio del Interior, la delincuencia en Leganés bajó durante el tercer trimestre un 17,6%, disminuyendo porcentualmente todos los tipos penales.

Estos datos contrastan con la sensación de inseguridad que los vecinos han trasladado a las distintas asociaciones, de ahí que la FLAV quisiera enterarse de primera mano de la situación real de la seguridad en Leganés. En este sentido han agradecido a la Policía Nacional “su disponibilidad” para recibirles y facilitar este encuentro.

A partir de ahora, desde la Federación, dicen que van a analizar los datos aportados “para hacer propuestas a los distintos gobiernos y mejorar la convivencia ciudadana”.

ALBERGUE CERRADO

Lo que si ha adelantado la FLAV de Leganés es que actualmente hay 26 personas sin hogar en el municipio. “Queremos denunciar que mientras incrementa el número de personas en la calle, los recursos del Ayuntamiento se han recortado”, señalan.

En este sentido, recuerdan que “el albergue social sigue cerrado y no se cuenta con un comedor social, ni siquiera gestionado por una ONG”.