Vyacheslav Bobrov y el Montakit Fuenlabrada han llegado a un acuerdo para ampliar el compromiso que vincula a ambas partes por una temporada más, es decir, hasta que acabe el curso 21/22. “Fue fácil llegar a un acuerdo, apenas hablamos un par de días porque una vez que supimos que seguíamos en ACB, decidimos seguir en Fuenlabrada”, explicaba el jugador en declaraciones a la web del club fuenlabreño

“El entrenador quiere que yo continúe”, subrayaba Bobrov, “así que hablé con mi familia y mi agente y decidimos seguir y ampliar el acuerdo. Conozco a todos en el club, los aficionados también me conocen a mí, así que pienso que es mejor seguir allá donde ya me conocen”, recalcaba.

“El entrenador quiere que yo continúe, así que hablé con mi familia y con mi agente y decidimos seguir y ampliar el acuerdo”

Puesto a hacer balance del curso prematuramente finalizado para el ‘Fuenla’, el ala-pívot admitía que ha sido “una temporada difícil. Cambiamos de entrenador y solo pudimos trabajar con Paco un mes antes de la suspensión de la liga por el coronavirus. Tuvimos muchas lesiones que nos complicaron tener mejores resultados”, indicaba antes de precisar que “peleamos bien ante los equipos grandes pero no jugamos tan bien contra los equipos de nuestro nivel. El equipo entrenó bien y si hubiéramos tenido a todos sanos habríamos estado más arriba, estoy convencido al cien por cien”.

Para la campaña venidera, Bobrov espera “que podamos encontrar buena química entre todos los jugadores, que seamos uno en la pista y todos trabajando en la misma dirección. Además, sé que el entrenador cuenta con jugadores que seguirán el próximo año como Tomás Bellas, Marc García, Osas… y se están buscando buenos jugadores para formar un buen equipo”, señalaba antes de especificar que en el plano individual “trataré de seguir la misma línea, de poner más energía en la cancha para ayudar al grupo a ser más fuerte y mejor que el último año. Espero que todo vaya bien, que todos estemos sanos y podamos mostrar el potencial que tenemos”.

Durante la pasada campaña, el internacional ucraniano fue el sexto jugador en minutos totales disputados en el Montakit Fuenlabrada cumpliendo la doble misión de jugar tanto de pívot como de ala-pívot. Sus promedios fueron de 7,4 puntos, 3,2 rebotes y 7,4 de valoración con un reseñable 68,2 por ciento en tiros de dos puntos, el sexto mejor de toda la Liga Endesa.