La Comisión Europea ha empeorado este jueves, 5 de noviembre, sus previsiones sobre la evolución de la economía española. Así pronostica un desplome del PIB al cierre de 2020 del 12,4%, frente al 10,9% que contemplaba hace unos meses, lo que supone la mayor caída de una economía en toda la Unión Europea.

Mientras el Gobierno de Sánchez e Iglesias eleva el gasto público y se aplica subidas de sueldos en su proyecto de presupuestos, España será el único país del bloque con una contracción de su economía este año superior al 10%. La reducción del PIB será así superior a las de Italia (-9,9%), Croacia (-9,6%), Francia (-9,4) Portugal (-9,3%) o Grecia (-9%), los otros socios más afectados por la pandemia.

Según las nuevas proyecciones de Bruselas, la economía española experimentará repuntes en los dos años siguientes y se expandirá un 5,4% en 2021 y un 4,8% en 2022. Pasado ese periodo de tiempo, el PIB español será todavía un 3% inferior su nivel previo a la crisis.

El déficit público, por su parte, escalará este año al 12,2% para luego recorrer una senda de ajuste en los dos años posteriores, hasta el 9,6% y el 8,6%, respectivamente. La deuda cerrará este año en el 120,3% y crecerá después hasta el 122% en 2021 y el 123,9% en 2022. Eso sí, Bruselas admite que no ha incorporado el impacto positivo que puedan tener en España las ayudas económicas comunitarias.

PARO AL 16,7% Y EL EFECTO DE LOS ERTE

Por otro lado, la tasa de paro se situará al término de este año en el 16,7% y seguirá creciendo a lo largo del próximo año, hasta rozar la cota del 18% (17,9%). Se contraerá por primera vez desde la crisis de la pandemia en 2022 y ese año se situará en el 17,3%.

El Ejecutivo comunitario ha subrayado en este contexto que la adecuación de los ERTE a la realidad de la pandemia y las ayudas a los autónomos por el cese de actividad han “amortiguado” el impacto sobre el empleo, pero no han evitado todos los despidos.

“PREVISIONES DESFASADAS”, SEGÚN EL GOBIERNO

Tras conocerse los datos, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha advertido este jueves de que las previsiones de Bruselas “se han quedado desfasadas” al no recoger los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y del PIB del tercer trimestre, mucho mejores de los previstos.

“Me sorprende mucho el enorme énfasis que se pone ahora en las previsiones económicas. Hacerlas es muy difícil pero, en esta situación, son relativamente poco útiles”, ha defendido el ministro, que piensa que en el momento actual a lo que hay atender es a la información en tiempo real.