Pol Valentín fue intervenido quirúrgicamente a última hora de este martes en el Hospital Asepeyo de Coslada debido a la fractura de mandíbula sufrida en el partido del pasado fin de semana ante Girona, tras el fuerte golpe recibido en un choque fortuito con el guardameta Belman.

El propio jugador comunicaba a través de las redes sociales que “la operación ha salido perfecta” y daba las gracias “al doctor Sánchez Aniceto y a todo el equipo del hospital por su profesionalidad, así como a los servicios médicos del Fuenlabrada, y en especial al doctor Juan Manuel Blanco por su apoyo”.

El jugador expresaba también su agradecimiento “por los mensajes y muestras de cariño recibidas. Me dan muchas fuerzas para afrontar mi recuperación. Gracias a todos de corazón”, señalaba Pol antes de subrayar que “desde ya mismo toc ponerse a trabajar para volver lo antes posible”.

Desde el club no se ha especificado ningún plazo aproximado para su regreso a los terrenos de juego, ya que dependerá de la evolución de su recuperación.