La Comunidad de Madrid invertirá 3,1 millones de euros para hacer accesibles las paradas de autobús interurbano de 110 municipios de la región con menos de 20.000 habitantes. Esto supondrá intervenir en un total de 435 paradas, en las que se rebajarán los bordillos.

Además, se ejecutarán 96 prolongaciones de aceras para permitir un acceso más cómodo y seguro al contar con una superficie peatonal más amplia junto a la parada. También se construirán 16 apartaderos para facilitar la parada de los autobuses, entre otras obras menores. Igualmente, se instalarán 51 marquesinas refugio nuevas y pavimentos podotáctiles en el entorno de las paradas, con botones y acanaladura, para facilitar el acceso a las personas con discapacidad.

Estas medidas se encuentran recogidas en el Plan de mejora de accesibilidad del Consorcio Regional de Transportes, que ha sido presentado este miércoles por el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, junto al de Vivienda y Administración Local, David Pérez, en la Real Casa de Correos.

“La oferta de transporte público, además de prestar un servicio y contribuir a la reducción de emisiones a la atmósfera, debe tener una función de reequilibrio e igualdad de oportunidades. Este principio no se cumpliría si no fuesen accesibles para las más de 350.000 personas que, en Madrid, tienen algún tipo de discapacidad. Para nosotros, cumplir esto no es simplemente una obligación legal sino, además, un compromiso ético”, ha señalado Garrido.

MEJORA EN LA CALIDAD DE VIDA

Por su parte, Pérez ha subrayado que en estos convenios “se ponen sobre el papel muchas cosas que lo que van a hacer es mejorar la calidad de vida de las personas”, al tiempo que ha abogado por la eliminación de barreras para que todos los ciudadanos puedan “ejercer sus derechos y disfrutar de un servicio tan básico y necesario como es el transporte”.

“Si alguno no puede acceder a un autobús, le estamos convirtiendo en ciudadano de segunda clase”, ha advertido el consejero de Vivienda y Administración Local, quien ha afirmado además que “ya ha pasado el tiempo de tratar a los ayuntamientos como administraciones menores”.

Este plan se va a llevar a cabo mediante la concesión directa de una subvención en materia de accesibilidad en el transporte que se recoge en los convenios que se suscriben entre los ayuntamientos implicados, el Consorcio Regional de Transportes y la Dirección General de Administración Local.

Pérez ha avanzado además que el nuevo Programa de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid, que tendrá una dotación de 1.000 millones de euros, “va a primar la accesibilidad”, así como la “sostenibilidad”.