El Ayuntamiento de Alcorcón y la Asociación Solidarios para el Desarrollo pondrán en marcha un programa de convivencia intergeneracional entre personas mayores de 65 años y estudiantes universitarios de la ciudad.

El plan, que se llama ‘Convive‘, pretende fomentar las relaciones entre los dos colectivos de forma que los mayores estén acompañados, “evitando el aislamiento”, mientras estos aportan a los alumnos de estudios superiores el alojamiento que, “posiblemente” sin su solidaridad, “por problemas económicos, no podrían tener y así completar sus estudios”.

A cambio, además de la compañía mutua, los estudiantes ayudarán a la persona con la que convivan a realizar las tareas domésticas. No sólo compartirán vivienda, sino también “conocimientos, experiencias o emociones”, generando en todos un “sentimiento de utilidad”, según apuntan desde el Consistorio alfarero.

La asociación y el Consistorio trabajarán de la mano a través de la Concejalía de Servicios Sociales para implantar este nuevo proyecto y para “dar respuesta a necesidades” que puedan tener tanto mayores como jóvenes en la ciudad.

La segunda teniente de alcalde y concejal del área social, Susana Mozo, ha resaltado que se trabaja “por mejorar la calidad de vida de los vecinos” y que, con este proyecto de “intercambio solidario”, el beneficio entre los colectivos es mutuo “mejorando así también su autoestima”.