Imagen de la discoteca Jowke en Alcorcón (www.jowke.es)

Ganar Alcorcón denunció este domingo que un joven había sido presuntamente agredido por un miembro de la seguridad de la discoteca Jowke de Alcorcón. El afectado se llama Dani Duque, de 24 años, y es primo de la actriz Andrea Duro (Fuenlabrada).

Al parecer Duque habría sido víctima de una agresión homófoba después de darse un beso con su pareja, lo que presuntamente habría movido al empleado de seguridad del local a pegarlo en la cara. Así lo denunció en su perfil de Facebook y de ello se hizo eco Ganar Alcorcón

De esta manera explicaba que por darse un beso con su pareja a la puerta de la discoteca le pegaron “un guantazo en la mejilla” y le “sacaron el hombro”. El resultado fue un corte en la ceja y en la mejilla, como retratan las fotos subidas a la red social, y fue insultado al grito de “Aquí no queremos maricones”.

Sin embargo, la empresa de seguridad de la discoteca ha negado todos estos hechos. Y lo afirma tras haber entrevistado a los miembros de seguridad que trabajaron esa noche y revisado las imágenes de las cámaras de seguridad. Así, ha advertido que cualquier acusación en la que se vean implicados tendrá repercusión legal al tomar las medidas oportunas.

IMÁGENES DE LA CÁMARA

Una compañera del vigilante implicado en los hechos ha afirmado a Europa Press que las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad del parking no muestran que se dieran tal beso, ni que hubiera pistas que les indicara su condición sexual.

Al parecer, un compañero le habría dado un bofetón al joven después de increpar durante más de media hora a un trabajador mayor del parking. La trabajadora ha dejado claro que no comparte ese comportamiento violento.

En su cuenta de Twitter, la dirección de la discoteca manifestó ayer que la empresa “no discrimina por razón de raza, sexo o religión y cuenta en su plantilla con personal de muy distintos orígenes, nacionalidades y condiciones”.