Cuando cae la noche, la luz no se hace en Alcorcón. Hay un problema de iluminación evidente en las calles de la ciudad, y así lo han puesto de manifiesto multitud de vecinos, recientemente. Fundamentalmente en redes sociales, donde han pedido explicaciones al Ayuntamiento por este hecho.

Basta circular por cualquier vía del municipio para ver el estado de penumbra en el que se encuentra. El problema no es únicamente estético, pues esta oscuridad puede ser aprovechada por los amigos de lo ajeno para robar a sus anchas, o asaltar a cualquier transeúnte. Un peatón que tiene que ir con cuidado para no tropezar o caer. Y que también se traslada al tráfico, pues puede ocasionar un accidente en el momento más inesperado.

Al Cabo de la Calle ha preguntado directamente a la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, que ha reconocido que “somos conscientes de este problema”, que por otro lado “es heredado del anterior equipo”.

En este sentido, la regidora ha avanzado que se ha contratado una auditoría energética a una empresa externa, para que evalúe un informe sobre en qué puntos exactos actuar para resolver de una vez, el problema de la oscuridad en Alcorcón. Según consta en Plataforma de Contratación del Sector Público, el montante asciende a 80.000 euros.

“Necesitamos que especialistas nos comuniquen de qué manera actuar, porque sabemos que hay escasa luz, pero no como resolverlo”, ha manifestado la alcaldesa, que ha incidido en que “son muchos parámetros” los que pueden afectar a esta cuestión, como por ejemplo si hay que instalar más farolas o revisar las que ya hay.

También Natalia de Andrés ha dicho que con esta auditoría se quiere ir más allá. Por ejemplo, en cuanto al estado del arbolado municipal, si este pudiera afectar a la visibilidad, fundamentalmente en el tráfico. Y desde el Ayuntamiento se quiere saber, una vez concluido el informe, si es necesario el repintado de viales.

De modo que una vez finalizado el estudio contratado, la alcaldesa ha dicho que se pondrá en marcha un proyecto de iluminación en Alcorcón.