El Pleno de Alcorcón ha aprobado pedir al juez concursal de la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria (EMGIASA), propietaria de las viviendas del Plan Permuta, que el Ayuntamiento pueda hacerse cargo de las mismas para no obligar a casi 90 familias a dejar sus casas adaptadas.

En concreto, se ha aprobado la modificación del plan de licitación que obliga a estas familias a dejar las viviendas. La propuesta ha sido aprobada con el apoyo del Gobierno local (PSOE y Unidas Podemos), de Ciudadanos y VOX, y el voto en contra del PP.

El Ejecutivo municipal quiere asumir el Plan Permuta “como un plan social propio”. Con este voto afirmativo “será cuando tengamos la posibilidad de ponernos en contacto con el juez de lo concursal”, entendiendo que esta es “la opción más adecuada para resolver la complicada situación de estas familias”, apuntan.

El objetivo, insisten, es hacer “todo lo posible para mejorar esa situación en el mínimo espacio de tiempo”. Mientras, desde el PP han explicado que no apoyan esta medida dado que no estaban dispuestos a dar “una carta en blanco” sin saber “qué consecuencias económicas va a tener para el Ayuntamiento esta modificación”.

“Ustedes no dicen nada de cómo se va a solventar el Plan, no aportan luz nueva a la situación de las personas usuarias”, ha recalcado la edil popular, Susana Mozo.