El Gobierno municipal de Leganés no ha admitido la moción presentada fuera del orden del día por el Partido Popular, para solicitar al Gobierno central que se declare a la ciudad como ‘zona catastrófica’ por los efectos del temporal Filomena.

Según fuentes municipales, su decisión radica en que todavía se están evaluando los daños que se han producido en el municipio y no existe una previsión aproximada de los mismos, si bien el alcalde, Santiago Llorente, ya avanzó hace unos días que se está estudiando la presentación de esta solicitud en función de la mencionada evaluación de los daños.

Desde el PP han cargado contra al alcalde por descartar la inclusión de la moción sobre este asunto, que presentaron con carácter de urgencia para su aprobación en la sesión plenaria de este jueves.

“Le ruego al PSOE que reconsidere su posición porque no estamos ante una cuestión política ni ideológica, sino que se trata de ayudar a los vecinos de nuestra ciudad que han sufrido daños en viviendas o negocios por el paso de la borrasca”, ha señalado el portavoz de los populares, Miguel Ángel Recuenco.

Desde el Ejecutivo municipal entienden que después de que el alcalde avanzará su intención de estudiar la declaración de ‘zona catastrófica’, “el PP ha tratado de apuntarse un tanto presentándolo como moción en el Pleno ordinario”. Además, subrayan que en una situación de emergencia como la actual lo importante es la unidad de acción.

Conviene apuntar que tanto VOX como Más Madrid-Leganemos y Podemos tampoco han apoyado la inclusión de esta moción en el pleno, argumentando que primero deben consultar a sus organizaciones políticas. Solo Ciudadanos y ULEG han respaldado al PP.