El Pleno del Ayuntamiento de Pinto aprobó la semana pasada la eliminación de la tasa de terrazas y la de mercadillo para el año 2021, con el objetivo de paliar las consecuencias económicas del coronavirus.

Esta medida beneficiará a bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad, que no abonarán el impuesto de ocupación de vía pública por mesas y sillas (terrazas y veladores) en 2021, así como a los autónomos que tienen concedido un espacio en el mercadillo de nuestra ciudad.

El objetivo, según fuentes municipales, es “contribuir a la recuperación económica de estos negocios, máxime en momentos tan difíciles”.