Desde que consumó la permanencia, el CF Fuenlabrada no ha ganado ninguno de sus últimos cuatro compromisos, aunque al menos este lunes ante el Sporting de Gijón empató en un duelo abierto pero que acabó sin goles posiblemente porque los dos guardametas, Belman y Mariño, fueron los mejores jugadores sobre el terreno de juego.

Los de Oltra, que buscaban despedirse del Fernando Torres esta temporada con un buen sabor de boca, volvieron a darse de bruces con su falta de efectividad en este tramo de la competición y firmaron tablas por 18ª ocasión en los 41 partidos disputados, un dato que le convierte en el indiscutible rey del empate de la categoría junto al Real Oviedo, que ha saldado idéntico número de compromisos con reparto de puntos.

“Estoy satisfecho con el rendimiento y descontento con el resultado”, admitía Oltra a la conclusión del encuentro sin esconder que “me sabe a poco porque queríamos dar una alegría a nuestra gente en el último partido en casa”.

La despedida del conjunto fuenlabreño será este domingo (18.30 horas) en el Carlos Belmonte ante el Albacete, ya descendido, con el objetivo de echar el cierre al curso con una victoria que se le resiste y que podría permitirle escalar algún peldaño en la clasificación desde la 13ª posición que ocupa actualmente.