El Gobierno de Pedro Sánchez ha presentado este lunes su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 con el objetivo de que sean tramitados, primero, en el Congreso y, después, aprobados por los mismos partidos que le auparon a la Moncloa tras la moción de censura.

En las cuentas del socialista Sánchez, se prevé un incremento de la inversión territorial para este año en Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana, con sendas crecidas de 3,5 puntos, 3 y 2,5 puntos con respecto al proyecto para 2018 del Ejecutivo anterior. A cambio, las comunidades castigadas son Galicia, que pierde tres puntos de inversión, y Madrid, que baja dos.

Así Cataluña pasa a representar el 16,8% del total de inversiones reales territorializadas, cuando era el 13,3% en el reparto que realizó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2018. De esta manera, pasa de recibir 1.349,59 millones de euros a 2.051,38 millones de euros un 52% de incremento.

“UNA HUMILLACIÓN MÁS”

Tras conocerse las cuantías que percibirán las comunidades autónomas, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha asegurado que la inversión prevista en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 para la región supone una “afrenta y una humillación más de Pedro Sánchez a los madrileños” mientras constata, a su juicio, que el Ejecutivo central se entrega “a los golpistas”.

“Siempre que gobierna el PSOE, perjudica seriamente a los intereses de Madrid”, ha indicado tras conocer que es la tercera autonomía en inversión, con la misma cuantía del año pasado (1.249 millones) lo que le “hace perder peso” con respecto al total, con el 10,3% de las inversiones territorializadas, frente al 12,3 que absorbió en 2018.

“Sánchez paga a traidores y castiga a los que defendemos la unidad de España y la Constitución” ha espeto Garrido quien espera que el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, esté “también abochornado con esta tomadura de pelo a los madrileños y alce la voz ante este sistema de reparto de las inversiones tan perjudicial para la Comunidad Madrid”.

MÁS GASTO SOCIAL Y SUBIDA DE IMPUESTOS

De esta manera, las cuentas del Ejecutivo de Sánchez contemplan una estimación de ingresos consolidados de 316.181 millones de euros, y un gasto consolidado de 345.358 millones, sin incluir operaciones financieras. En este sentido, el gasto social representa el 57% del presupuesto. Se incluyen un préstamo del Estado a la Seguridad Social por importe de 15.164 millones de euros para garantizar el equilibrio de las cuentas del sistema y garantizar las pensiones.

También hay un incremento a las políticas de vivienda, infraestructuras y también en subvenciones a partidos políticos y comicios electorales. Estos dos últimos apartados pasarán de recibir 68 millones de euros en 2018 a 125 millones si salen adelante las cuentas de Pedro Sánchez. Un presupuesto donde se incluye también el aumento de la partida la Casa Real.

Y para acometer estos gastos, el Gobierno del PSOE plantea subidas impositivas como la  del Impuesto de Sociedades para las grandes empresas (15%) y bancos y empresas de hidrocarburos (18%), hasta la subida del IRPF para rentas superiores a los 130.000 euros. También el incremento de los impuestos al ahorro para los beneficios superiores a los 140.000 euros anuales. Ingresos y gastos con los que el Ejecutivo quiere cumplir el 1,8% del objetivo de gasto marcado por Bruselas.