El Gobierno tripartito de Pinto ha sacado adelante el reglamento para iniciar la municipalización del Abono Deportivo, externalizado desde 2017 y que llegó a su fin el pasado 30 de junio. Este ‘gimnasio público’ será gestionado, previsiblemente por la empresa municipal Aserpinto, si bien será en el Pleno de septiembre cuando se debatirá en sesión plenaria las cuestiones económicas de este nuevo Abono.

De hecho este punto ha sido el más criticado por el grupo de Ciudadanos, que considera que saldrá “más caro” para las arcas municipales. En este sentido, además, han criticado que el Ejecutivo municipal no haya dado más información a la oposición.

Una “falta de transparencia” también denunciada por el Partido Popular, que igualmente ha votado en contra de este reglamento. Los populares, además, han criticado al Ejecutivo pinteño que no hayan dado audiencia pública a los vecinos, para hacer sus aportaciones.

Pese a estas crítica, el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, ha celebrado este “primer paso” para que la ciudad cuenta con un servicio de Abono Deportivo municipal.