Los caprichos del calendario han decidido que el CD Leganés vaya a disputar sus tres próximos compromisos ligueros en el estadio de Butarque. Y lo hará en el corto lapso de ocho días, los que van desde este domingo día 14 al siguiente domingo 21. En tan exiguo espacio de tiempo dispondrá de una inmejorable oportunidad para hacer buena la reacción experimentada desde el regreso de Asier Garitano y estrechar el cerco sobre los puestos de ascenso directo o, en el mejor de los casos, poder instalarse en ellos.

Para empezar toca recibir al Albacete, antepenúltimo clasificado y que lucha a brazo partido por escapar de la quema. Luego llega el duelo a priori más apasionante de los tres, ya que enfrente estará nada menos que el Almería, tercer clasificado y rival directo en la pugna por el ascenso. Será el miércoles 17 y se trata del partido aplazado en su día por los efectos del temporal Filomena. Y por último, el Tenerife, que el pasado fin de semana dio la sorpresa en Vallecas y tampoco se antoja presa fácil para los pepineros.

En cualquier caso, este trío de compromisos le llegan al Leganés con la moral por las nubes después de encadenar dos triunfos consecutivos, el último de ellos asaltando un feudo tan complicado como Montilivi y logrando dejar su meta a cero. La otra gran noticia de ese encuentro fue el estreno realizador de Kevin Bua, que con su doblete demostró que puede resultar un jugador tremendamente útil en el tramo decisivo de la competición.

GARITANO: “CUANDO GANAS, TODO EL MUNDO ESTÁ MÁS CONTENTO”

Este viernes ha comparecido Asier Garitano en la rueda de Prensa previa al compromiso del domingo ante el Albacete y ha advertido del gran momento que atraviesa el conjunto manchego, “que ahora mismo es el equipo más potente de la categoría junto al Málaga. Es un equipo muy bien trabajado, sabe a lo que juega y no se descompone”, ha subrayado el técnico del conjunto pepinero.

En cualquier caso, no esconde que las dos victorias consecutivas cosechadas por el Leganés desde su llegada han hecho cundir el optimismo “porque cuando ganas todo el mundo está más contento”, aunque a la vez avisa que “tenemos que tener los pies en el suelo y seguir creciendo porque todavía tenemos margen para poder acercarnos a los mejores”.